CRÁNEO NÚMERO 5/AT 700/MIGUELÓN

Última revisión 13/08/2022

El cráneo 5 o AT 700 es un fósil de un cráneo y de su mandíbula de un Homo adulto, llamado popularmente Miguelón en honor a Miguel Induráin, que está totalmente completo; fue encontrado en la Sima de los Huesos (Sierra de Atapuerca Burgos, España) en el año 1992.

Jim Bischoff, geocronólogo estadounidense, dató estos restos en 300 000 años de antigüedad, usando la técnica de isótopos radiactivos uranio/torio. El mismo autor, utilizando una versión perfeccionada de la misma técnica, obtuvo la datación de una estalagmita horizontal depositada sobre los niveles donde están los fósiles, y los resultados obtenidos determinan que su antigüedad rebasa el alcance máximo de la técnica usada, 350 000 años, por lo que los sedimentos que están bajo ella, los fósiles humanos, son más antiguos de esa edad, entre 500 000 y 600 000 años. Dado que es una técnica todavía experimental, todavía no hay consenso entre la comunidad científica.

El cráneo está excepcionalmente conservado debido a las condiciones del yacimiento donde fue hallado. Perteneció a un individuo que murió alrededor de los 35 años de edad. Es difícil saber si se trata del cráneo de un varón o de una mujer. Los dientes se encuentran muy desgastados, especialmente los incisivos. Además de numerosos golpes menores en el cráneo, tuvo una infección muy grave en el lado izquierdo de la cara provocado por la fractura y posterior infección de un diente, lo que ocasionó probablemente la muerte de este individuo.

Recientemente se realizaron estudios que dan cuenta de una lateralidad en el cerebro, era diestro.

Un estudio del ADN de huesos recuperados del yacimiento de la sima han situado a la población de Atapuerca de estas fechas y por tanto a este cráneo, en una población precursora de los neandertales, dejando como obsoleta la clasificación dentro del Homo heidelbergensis.

Recreación de la cabeza de Miguelón.
Recreación de supuesto posible golpe de Miguelón.

MIGUELÓN, EL CRÁNEO MÁS FAMOSO DE ATAPUERCA YA TIENE CUELLO

Cráneo 5 y vértebras © Javier Trueba, Museo de la Evolución Humana.

El cráneo de Miguelón con sus siete vértebras cervicales ya se expone en la colección permanente del Museo de la Evolución Humana de Burgos. ¿Quién era Miguelón y por qué su calavera merece ser exhibida en un museo? Con este nombre se conoce al cráneo número 5 del yacimiento de la Sima de los Huesos de la Sierra de Atapuerca, el cráneo mejor conservado del mundo de una especie fósil encontrado hasta la fecha y una pieza fundamental para el estudio de nuestros antepasados. Tiene 400.000 años de antigüedad y perteneció a un individuo de la especie Homo heidelbergensis, antepasado de los neandertales y uno de los primeros homininos que habitó Europa.

Todos los fragmentos que componen este magnífico puzzle de la evolución humana han sido reunidos y expuestos conjuntamente por primera vez después de un largo proceso de excavación, limpieza y reconstrucción de las cervicales que ha durado varios años. Los responsables del Museo de la Evolución Humana han estado trabajando en un soporte apropiado para poder exhibir el cráneo junto con las vértebras para que los visitantes se hagan una idea más completa del aspecto que tenía este hominino.

Se trata de un conjunto único en el mundo, ya que el registro fósil de la evolución humana «se compone sobre todo de dientes y algunos restos craneales, pero prácticamente faltan cráneos con mandíbula» ha explicado el paleontólogo Juan Luis Arsuaga, director científico del Museo de la Evolución Humana. «Aquí tenemos un ejemplo único, con su mandíbula, gran parte de su dentición y con la columna cervical asociada», ha resaltado.

Gracias al estudio de sus restos, los científicos han podido saber que Miguelón era un individuo de la especie Homo heidelbergensis –no sabemos si hombre o mujer– que tenía alrededor de 35 años cuando murió. Tiene el lado izquierdo del maxilar deformado, «una inflamación del hueso provocada seguramente por una infección «que debió ser muy dolorosa y grave» y que habría acabado provocándole la muerte, según Juan Luis Arsuaga.

Cráneo 5 y vértebras © Javier Trueba, Museo de la Evolución Humana.


Referencias

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s