HOMO NESHER RAMLA

Última revisión 13/03/2022

Los Homo Nesher Ramla son una población extinta de humanos arcaicos que vivieron durante el Pleistoceno medio en el Israel actual. En 2010, se descubrió evidencia de una industria de herramientas durante un año de excavaciones arqueológicas en el sitio de Nesher Ramla. En 2021, se identificó al primer individuo de Homo Nesher Ramla a partir de los restos descubiertos durante las excavaciones posteriores.

La presentación de un hueso parietal y una mandíbula con dientes ha revolucionado un poco más el puzle evolutivo en el Corredor Levantino. Recordemos que esta es una zona clave para buscar los posibles antepasados comunes de neandertales y humanos modernos, por haber tenido condiciones favorables de clima y paisaje para el paso de grupos humanos desde África hacia Eurasia y viceversa a lo largo del Pleistoceno medio.

El estudio de Hershkovitz y otros muestra la cercanía de sus rasgos con la morfología neandertal (como la forma de la mandíbula, incluyendo la ausencia de mentón, y las características de los dientes), pero también afinidades con homininos de 400 ka (en rasgos más arcaicos del cráneo, que recuerdan a Homo erectus).

Reconstrucción virtual de la mandíbula de un ancestro humano encontrada en Nesher Ramla, Israel.

Esto sugiere que el linaje de este hominino tenía raíces profundas, tal vez emparentadas con los homininos de Qesem y Zuttiyeh en la misma región. Este último, «fascinante y enigmático», sobre el que escribí en 2020, con difícil datación entre 200-500 ka, ya muestra una mezcla curiosa de rasgos que le hacían situarlo bien como un representante temprano en el linaje Homo sapiens, o bien cercano al antepasado común de los neandertales, sapiens y denisovanos.

Fósiles del Homo Nesher Ramla; reconstrucción de sus localizaciones en la cabeza.

Por tanto, el Homo de Nesher Ramla no sería una especie nueva, sino que representaría una población que habitó aquel territorio hace entre 400 y 100 ka, y sería uno de los últimos supervivientes de un grupo muy predominante en la región. Si sumamos la presencia antigua de Homo sapiens hace entre 177-194 ka, que es la cronología de la mandíbula de Misliya, obtenemos una coexistencia de los humanos modernos con grupos emparentados con los neandertales posiblemente durante decenas de milenios. El intercambio genético y cultural entre aquellos grupos se daría de manera frecuente, al igual que comenzamos a observar en el rastro genómico neandertal de los primeros humanos modernos que llegaron a Europa Occidental. A su vez, este Homo se postula como población madre de los neandertales y de otros grupos humanos asiáticos.

Como respuestas a este trabajo, Nightmire ve los restos de Nesher Ramla como de un neandertal temprano y arcaico, para Hublin son demasiado recientes para representar una población origen de neandertal, y la mezcla de rasgos dentales entra en la variabilidad regional neandertal, y Marom & Rak revisaron la morfología mandibular y para ellos es «simplemente un neandertal». Los autores del trabajo original contestaron a este comentario con un nuevo repaso de los rasgos que les hacen proponer un paleodeme (término acuñado con un carácter conservador para diferenciar a una población por sus características morfológicas, sin llegar a constituir una especie distinta): la topografía única de la superficie endocraneal del parietal, así como su tamaño, forma plana, fino grosor, tamaño y huellas de los vasos sanguíneos, y los rasgos de la mandíbula, del espacio retromolar y del segundo molar inferior.

Un segundo estudio presenta el conjunto de artefactos líticos (de técnica Levallois) y restos de fuego asociados a los restos humanos de Nesher Ramla, que asignan unas capacidades cognitivas avanzadas a aquellos homininos, capaces de realizar una caza eficiente de animales de distintos tamaños, fabricar y emplear puntas y cuchillos de una talla notable, cocinar los alimentos, y transferir todo este conocimiento entre generaciones.

Tenemos que recordar que, en el límite inferior cronológico del rango de la población de Nesher Ramla (100 ka), tenemos algunos especímenes asociados normalmente a Homo sapiens pero con algunas dudas. Por ejemplo, el grupo de la cueva Skhül (Israel) podría representar un mestizaje entre distintos linajes humanos que habitaron la región.

Y más recientemente, hace entre 44-50 ka, los neandertales y los humanos modernos se solaparon en Boker Tachtit, en el desierto del Negev, según concluye un trabajo anterior, que analiza la coexistencia y transición de la industria del Paleolítico medio a la del Paleolítico superior.

Finalmente, otro estudio con el que podamos relacionar este hallazgo, es el objeto grabado más antiguo de Levante. Se trata de un fragmento de hueso de uro con 6 símbolos paralelos en forma de U, encontrado en excavaciones anteriores en el mismo yacimiento de Nesher Ramla junto a industria del Paleolítico medio.

Taxonomía

El sitio de Nesher Ramla fue descubierto en una depresión kárstica después de la extracción de una fábrica de cemento cercana. El sitio fue excavado por arqueólogos entre 2010 y 2011 y arrojó artefactos en depósitos arqueológicos del Paleolítico Medio que fueron reportados por Friesem, Zaidner y Shahack-Gross. Durante la excavación se encontró evidencia de una industria lítica. Los artefactos del sitio contenían herramientas de Levallois y núcleos líticos.

Las excavaciones posteriores dirigidas por el antropólogo Israel Hershkovitz en 2021 llevaron al descubrimiento de cinco piezas de un cráneo y una mandíbula inferior casi completa. Los restos datan de 140-120 kya, durante el Pleistoceno medio.

Escaneo de la mandíbula inferior del Homo Nesher Ramla.

Hershkovitz especuló que el espécimen podría clasificarse como uno de los últimos supervivientes de una población que contribuiría a los neandertales y al Homo de Asia oriental. Philip Rightmire, de la Universidad de Harvard, no estuvo de acuerdo con los hallazgos, creyendo en cambio que, correctamente, el cráneo debería clasificarse como uno de los primeros neandertales. Rightmire también discutió la posibilidad de que una población neandertal haya emigrado de Europa a la zona.

Artefactos

Se excavaron más de 6.000 herramientas de piedra en el sedimento que contiene fósiles del sitio. La población de Nesher Ramla Homo dominaba las tecnologías de producción de herramientas de piedra previamente conocidas entre los neandertales y el Homo sapiens. El equipo dirigido por Zaidner interpretó la presencia de esta industria de herramientas como evidencia de interacciones culturales entre las poblaciones de Nesher Ramla y las poblaciones de Homo sapiens.

Sitio arqueológico de Nesher Ramla, Israel © Yossi Zaidner, del Instituto de Arqueología de la Universidad Hebrea de Jerusalén.


Referencias

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s